habla en su lengua

Sofía Mulanovich anunció su retiro del surf profesional. Viva la reina del surf mundial.

Publicado: 2013-05-01

Sofía Mulanovich, la peruana que se apropió –con justeza, con largueza- del mundial de surf 2004 y que todos estos años nos deleitó por su destreza e insobornable garra sobre las olas del planeta, se retira de las competencias oficiales y vuelve (ojalá) a la calma chicha de Punta Hermosa y las rompientes del Perú. Para mí que la he admirado desde que era una niña seguirá siendo la reina del surf peruano. Les paso esta crónica que escribí para la revista Viajeros justamente cuando Sofi se convirtió en la reina de todos los mares de la Tierra.

Sofía, la reina del mar

Un artículo de Guillermo Reaño para Viajeros n° 13, 2005

Los peruanos sabemos poco de triunfos deportivos. Por eso la ascensión de Sofía Mulanovich Aljovín al top del surfismo mundial nos llena de orgullo. En Viajeros apostamos por ella desde el inicio de su maratónico rush final y anticipamos el campeonato que ella nos regaló en diciembre último. Lo que sigue es una crónica matizada de cariño que nuestro director entrega para sumarse al coro de voces que ha convertido a Sofi en la hija predilecta de nuestro inmenso mar. Sofía es la reina del surf.

Fueron veinticinco pasos. Nada más. Sofía los recorrió en silencio a pesar de los bramidos de los curiosos y la insistencia de los periodistas que la habían seguido toda la semana exigiéndole el triunfo que las más de diez mil gargantas le habían pedido esa mañana. Se sentó en la silla que los organizadores de la Copa Movistar Pro 2005 le habían colocado. Seguía radiante, tranquila, sólida, con la misma serenidad con que quince minutos antes había tenido que soportar el ceder el primer puesto a la australiana Jessy Miley Dyer en la última serie de su participación en el balneario de Asia. Las preguntas de los hombres de prensa se repitieron unas a otras, Sofía las atendió todas. “No estoy triste, me he divertido. Claro, hubiera sido muy lindo ganar, pero así es este deporte, no siempre se gana, lo importante es que me divertí mucho, nada más”.

Sofía Mulanovich, la sirena de 21 años que se ganó el corazón de los sufridos hinchas peruanos con sus sonoros triunfos sobre las olas más grandes del planeta, es una chica tímida, de pocas palabras. En su rostro sin ningún maquillaje solo destaca su enorme sonrisa y el tono bronceado de una piel bañada por las espumas de los mares más insólitos que existen sobre la Tierra. Es difícil llamar su atención cuando de reportajes se trata: no es elocuente, no quiere que la lleven a escenarios distintos a los suyos, no habla mucho. Esto de las entrevistas no es algo común en su hábitat. Sofía es una sirena, una delicada criatura del océano. Hay que asumirlo así.

Marzo del 2004. No es muy tarde en Barranco pero las primeras notas de negro han empezado a teñir de silencio la noche. Sentada en una silla del restaurante Ñaylamp se encuentra la Mulanovich. Hace unos días concertamos la entrevista: “Chévere, me dijo, nos vemos el miércoles, eso sí no soy de mucho hablar”. La grabadora no se detiene y apura el encuentro. La felicito por su último triunfo en el Isa World Surfing Games 2004, en Salinas, Ecuador, le comento que desde el primer puesto de Felipe Pomar en 1965 no habíamos ganado un premio así, insisto en decirle que toda la prensa ecuatoriana se rindió a sus pies. Le  digo que en Salinas el público local la alentó como si fuera una suya. Que el propio Felipe Pomar le mandó un mensaje saludándola por tan inmensa victoria. Sofía, no contesta, no dice mucho. Se perturba, quiere irse. A media hora de donde estamos la espera su casita de Punta Hermosa, la de siempre, la que mira La Isla, la mejor ola de su infancia. El escenario del nacimiento de una obsesión por ser la primera.

Sofía fuera del mar no es la misma. No hay rollers que aceleren la conversación, ni aéreos que nos abran una pista para conocer algunos detalles nuevos de su trajinada biografía. Tampoco un tubo por donde evadir la incomodidad de las preguntas “Sí, se anima a seguirme, corro desde pequeña. Cómo no hacerlo en una familia dedicada a la tabla. Mis hermanos Herbert y Matías corren, también mi papá. Mi mamá alguna vez se animó a hacerlo y tengo un tío que introdujo el deporte en Miraflores. Mi abuelita corría colchón y todavía se acuerda...”. Después nos cuenta que fue Magoo de la Rosa –otro de los íconos vivos de un deporte que se extiende a pasos agigantados por toda la costa peruana- su primer maestro y que en San Bartolo “sufrió” sus primeras clases. “Párate así, pon más fuerza en este giro, no te distraigas, no tengas miedo, rema, no te chupes...”. Sofía rememora esos días y sonríe. “Los chicos de sanbar nos molestaban mucho: oe, allí vienen los de  Chapita Guaraná Backus, nos decían apenas nos acomodamos en el primer muelle antes de iniciar la jornada. Claro la escuela de Magoo era auspiciada por esa marca”. Sofía vuelve a sonreir: “...y mi mamá era la que ponía la camioneta para llevarnos a todos a la playa”.

Hoy sus amigos no solamente son Gabriel Villarán, Sebastián Alarcón –su novio que también es tablista y avanza en los circuitos internacionales- Analí Gómez, la otra sirena de Punta Hermosa, o Matías, su hermano y principal contendor durantes sus primeras olas en los mares del sur o en Máncora. En la vida de la campeona los nombres de sus nuevas amistades tienen la sonoridad de los dioses del Olimpo: “Mi mejor amiga es la australiana Chelsea Georgeson aunque también paro mucho con Megan Abubo, de Hawai. Todas son lindas chicas, la pasamos siempre juntas, o compitiendo o en sesiones fotográficas para nuestros auspiciadores” . La vida parece fácil en los territorios de estas atletas que en su mayoría provienen de países lejanos y con una larga tradición sobre las olas. En los últimos años solo surfistas de Australia, Sudáfrica y los Estados Unidos habían podido llegar tan alto  como la peruana.

Quien iba a pensarlo. Sofía ha resuelto su destino de manera impresionante. En Australia, me comentó en Tablas Klimax Roberto Meza, Muelas, su coatch desde principios del 2004, las chicas y chicos se amontonan para pedirle un autógrafo o tomarse una foto con ella. “Es una estrella del deporte a la  que solo le falta el título mundial”. ¿Lo conseguirá este año?, le suelto la pregunta. “No lo sé...está en su mejor nivel y si se mentaliza y logra creer en una fuerza superior a todas, lo logrará”.  Muelas es un tipo particular, su pinta de boxeador desdice una vocación religiosa que lo ha llevado a formar en el Perú Tablistas para Cristo una asociación itinerante de locos poseídos por las olas y un Dios que para Meza era el primero que debía interesarse por la chiquilla de Punta Hermosa y hacerla ganar el World Championship Tour (WCT), el certamen top del surfismo mundial. Sofía había logrado quedar sétima en el campeonato del año anterior y segunda en el World Qualifying Series Tour (WQS), la segunda división del circuito profesional. El 2004 empezaba bien para la Gringa, como también la conocen en las playas donde ha paseado su surfing radical y potente.

En el Roxy Pro de Tavarua, la segunda fecha puntuable del WCT del 2004, Sofía logró un puntaje sobresaliente: 10 puntos para una ola soberbia, dominada con delicadeza por una sorprendente Mulanovich. Lo que Muelas me había comentado en la trastienda de Klimax empezaba a cristalizarse. “Si Dios quiere este puede ser mi año”, añadió la tablista apenas pisó tierra seca en Islas Fidji. De allí sorprendió a todos en las fechas que se corrieron en Tahiti y en Francia. La chiquilla del San Silvestre empezaba a ganar titulares en la prensa limeña, siempre atenta a relevar las hazañas de deportistas menos encumbrados. “De niña practiqué todos los deportes: tenis, basket, atletismo; hice también, aunque parezca mentira, un poco de ballet. Fui una niña normal, ni mucho ni poco. ¿Amigas? Las necesarias, a muchas de ellas todavía las sigo viendo”.

La Mulanovich no pudo vencer en la fecha australiana de la Gold Coast, tampoco en las famosas playas de California. Sin embargo, sus puntajes la fueron alejando de Rachelle Ballard, su más cercana perseguidora y a menos de una fecha para el término de calendario anual muchos la daban por campeona. “¿Sabes una cosa?, me dijo en el Ñaylamp la primera vez que conversamos, me falta un poco la fuerza que tienen los hombres para completar los giros más radicales; si este año le pongo todo a mis entrenamientos la puedo hacer”. Esa noche, mientras las notas de la Sonora Matancera del equipo de Santiago Solari salpicaban de disonancias la conversación sobre la vida de una surfista sobre (y fuera) de las olas –Sofía gusta de Bob Marley y de The Doors antes que de sones y guarachas cincuenteras- me confesó que tanto Matías, su hermano menor y Kina Malpartida, la hija de otro ídolo de la tabla nacional, fueron los rivales que más la animaron a superarse y enfrentar con mejor cara el circuito profesional peruano donde había empezado a destacar mucho antes de cumplir los diez años.

“Sofía Mulanovich ha cambiado el concepto del surfismo nacional”, me lo dijo como quien sentencia una verdad irrefutable Magoo de la Rosa, el maestro en los años iniciales de la trayectoria de la campeona y tutor en la práctica durante sus primeros viajes al exterior. En las playas de Lima –y también de Punta Hermosa, San Bartolo y Asia- cientos de muchachitos (hombres y mujeres) se empeñan en aprender los secretos del surf estimulados por las hazañas de la Gringa. Eso lo sabe Magoo, quien insiste en decirnos que la tabla requiere de mucha práctica y salud. “Con Sofía se inicia una nueva etapa, está en nosotros sacarle provecho a este ciclo maravilloso de éxitos”. Y razón no le falta al tantas veces campeón nacional, detrás de las proezas de la peruana se alinean los nombres de Analí Gómez, Gabriel Villarán, Javier Swayne, Gabriel Aramburu, Sebastián Alarcón y muchos más. El surfismo peruano ha vuelto a ocupar un papel de resonancia en los campeonatos mundiales.

Noviembre de 2004. Roxi Pro, en Alii Beach, Haleiwa. Hawai, el mítico archipiélago donde ser sufista es tan natural como caminar por la arena, fue sede de la penúltima fecha del circuito de la WCS. Se enfrentaban, sobre la punta de un ranking disputadísimo, la peruana y Rachelle Ballard, de Hawai. Los días no fueron los mejores para tirarse al mar y luchar por el primer  puesto. Sofía mantuvo la calma jugando un poco de tenis con sus amigas y rivales de siempre. Finalmente, llegado el día de la competencia, la Gringa volvió a repetir el mismo libreto y obtuvo el puntaje necesario –a falta de una fecha- para coronarse campeona del circuito. La Ballard no pudo clasificar y la peruana logró subir segunda al podio de las vencedoras. Ese día, la niña tímida  que alguna vez había soñado con ser la primera, no pudo dejar de pensar en todas las olas que habían pasado sobre su silueta de sirena y se puso a llorar.

Febrero de 2005. Copa Movistar, puntuable para el calendario anual de la WQS. La conferencia de prensa ha llegado a su fin y la peruana regresa a su camerino para de allí enfrentar al público que había llegado al kilómetro 101 solamente a verla a ella. Fueron veinticinco pasos, nuevamente. Nada más. Miles de gargantas la aclamaron y le brindaron su apoyo. Para los que asistíamos a esta coronación indispensable ella era –al margen de Jessy Miley Dyer y Jacqueline Silva, las ganadoras del campeonato de Asia-  la reina del Surf. Y ella solo había venido a divertirse.

Artículos relacionados

Gabriel Villarán: “Ahora el surf tiene mucho más apoyo”

http://www.soloparaviajeros.pe/entrevista-villaran-surf.html

Wayo Whilar, el hacedor del surf peruano

http://www.soloparaviajeros.pe/edicion196/invitado-wayo.html

Perú, tierra de olas. Campeones Mundiales por segunda vez

http://www.soloparaviajeros.pe/edicion108/nota1.html

Perú se corona nuevamente Campeón Mundial de Surf

http://lamula.pe/2011/05/29/peru-se-corono-nuevamente-campeon-mundial-de-surf/viajderos/

Gran remada en la Costa Verde por las olas del Perú

http://soloparaviajeros.pe/edicion106/nota3.html

Surfing peruano: "Lo único que nos faltaba"

http://www.soloparaviajeros.pe/edicion89/viajeros.htm

Sofía, la reina del mar / Guillermo Reaño

http://www.soloparaviajeros.pe/edicion88/viajes/sofia.html

Soy Guillermo Reaño, dirijo la revista Viajeros y el blog Solo para Viajeros. Todos los lunes entrevisto a mis amigos en Solo para Viajeros TV por lamula.pe.

Mucho más de Guillermo Reaño en

Lima – Perú · http://soloparaviajeros.pe


Escrito por

Solo para Viajeros

Boletín del Grupo Viajeros dedicado a caminantes, turistas y viajeros por el Perú y América Latina...


Publicado en

Solo para viajeros

Solo para viajeros